Alan Robinson y Walter Macfarlane fueron amigos durante 60 años. Y entonces descubrieron, gracias a un sitio de análisis del ADN, que también son hermanos biológicos.

Desde que se conocieron en la escuela, en Honolulu, Hawai, donde ambos nacieron con diferencia de 15 meses, siempre se mantuvieron cerca. Los dos crecieron con dudas sobre su historia familiar: Macfarlane nunca conoció a su padre, Robinson fue adoptado de pequeño. Había tenido un hermano, pero había muerto a los 19 años.

Cuando su hija, Cindy Macfarlane-Flores, lo acompañó en la exploración de las redes sociales y un sitio de historia familiar, Macfarlane descubrió algo extraño: había alguien con cromosomas X exactamente iguales. El nombre le llamó la atención aun más: Robi737.El apodo de su mejor amigo, Robinson, era Robi. Y había sido piloto de los 737s de Aloha Airlines.

No lo podía creer. Pero en efecto Robinson, quien había recurrido al mismo sitio para buscar información sobre sus ancestros, era su hermano. Luego averiguaron que tenían la misma madre biológica.

El canal de televisión KHon de Honolulu informó que los hermanos hicieron juntos el anuncio a la familia y los amigos durante una reunión. “Es el mejor regalo de Navidad que pude haber tenido”, dijo Robinson. “Ha sido una experiencia arrolladora, no sé cuánto me llevará reponerme de esta emoción”.

(infobae.com)

Comentarios

Comentario en Facebook